¿Quién es Iraitz Arrospide? (Parte 1)

iraitz-arrospide

Tenemos novedades en ApalaRun. Antes de nada, os saludo y os cuento que soy Iraitz Arrospide, quien os acompañará en este artículo. A partir de hoy y periódicamente voy a colaborar en el blog contando cosas que puedan ser de vuestro interés.

La idea es hablar sobre las experiencias que he vivido estos últimos años en el atletismo, contar cómo hago una preparación para el maratón o incluso contaros mi perspectiva con diferentes zapatillas de running. Por supuesto, cualquier idea será bienvenida. Estoy dispuesto a escribir sobre diferentes temas que queráis conocer.

Podréis mandar vuestras sugerencias a través de las redes sociales a Apalarun, a mí mismo o directamente escribiendo comentarios en el blog.

De corredor popular a atleta internacional

Hoy empezaré presentándome, ya que muchos me conocéis, pero muchos otros seguro que no. Soy Iraitz Arrospide, un atleta guipuzcoano nacido en Villabona en 1988, que empezó a correr pasados los 20 años como corredor popular y que consiguió llegar a ser atleta internacional en la distancia de maratón. En las primeras dos publicaciones en este blog mi idea es contaros la historia que hay detrás del chico que empezó a correr por mantenerse en forma y llegó a un nivel de élite con mucho esfuerzo, sacrificio y algo de talento.

Tenía 19-20 años cuando la exigencia de la Universidad (estudié Ingeniería Industrial) me dificultaba seguir con el nivel de entrenamiento requerido en la natación, deporte que practicaba por aquel entonces.

Entrené mucho durante varios años, pero en la natación hay algunos factores como la técnica o la envergadura, que tienen una gran influencia y no conseguí llegar al nivel que me hubiese gustado, más allá de Euskadi. De este deporte me llevé un gran trabajo de base aeróbica y, sobre todo, capacidad de esfuerzo y sufrimiento, que más adelante han sido las claves del éxito.

Prácticamente a la par de dejar de nadar, sentí la falta de ejercicio en mi cuerpo y empecé a correr, sin las preocupaciones ni exigencias que me pedía la natación. Salía a correr 3-4 veces por semana, desde los 30’ hasta los 45’ aproximadamente y empecé a participar en carreras populares en Guipúzcoa, con el objetivo de mantenerme en forma y el reto de completar la Behobia-SS.

Iraitz Arrospide

Primera etapa como atleta popular

Como muchos otros principiantes, llegué a mi primera Behobia-SS sin estar bien preparado, con dolores provenientes de aumentar demasiado rápido la carga de trabajo en las semanas previas a la carrera y aun así, pese a sufrir lo indecible por un dolor en la rodilla que me hizo tener que caminar en un par de momentos, logré llegar a meta. Primera Behobia-SS en el 2008 con 1:34:51 y puesto 4838.

Completé mi primera Behobia-SS en 2008 sin estar bien preparado. Sufrí lo indecible por un dolor en la rodilla y, aún así, logré llegar a meta.

Para el año siguiente ya llevaba una rutina de entrenamientos y, aunque seguía sin dedicarle mucho tiempo, ya pude correr la Behobia-SS en buenas condiciones físicas y lograr una marca aceptable de 1:17:07, que me colocó en el puesto 389. Un tiempo que exige a cualquiera que lo logra tener una rutina de entrenamientos de running. Para mí, significó el gancho perfecto a un deporte en el que veía que con lo poco que estaba haciendo (aunque, eso sí: ponía mucha constancia y empeño), me daba muchas alegrías y motivación.

Así me marqué nuevos objetivos para seguir compitiendo y mejorando. Eso hizo que, progresivamente, fuera entrenando más y de 3-4 días pasara a 5-6 días a la semana, cada vez con objetivos más difíciles, que requerían de más y mejores entrenamientos. A parte de la Behobia-SS, corría las carreras populares guipuzcoanas y cada vez conseguía mejores tiempos y puestos, lo que me hacía fijarme mucho en los de arriba e intentaba reducir las distancias con los de delante.

Los dos años siguientes seguí de la misma manera, entrenando y cada vez exigiéndome más, aunque sin llegar a niveles de entrenamiento de élite como llevo haciendo los últimos cuatro años. Esas dos participaciones en la Behobia-SS se saldaron con 1:12:55 y 1:11:29 respectivamente, en mi tercera y cuarta participación consecutiva. Había conseguido llegar a un nivel de muy buen atleta popular guipuzcoano entrando en la edición del 2011 en el puesto 85. 

Tras un parón de casi tres años

Iraitz Arrospide
Iraitz Arrospide

Después, me ausente durante 5 años de mi carrera favorita, que me vio crecer como atleta, y dejé de correr motivado por otra carrera, la profesional, que me trasladó al Reino Unido. Primero a Sheffield a acabar Ingeniería Industrial y después para estudiar un doctorado.

En los primeros 2-3 años que estuve fuera dejé de correr, pero hice mucho trabajo de fuerza y resistencia en el gimnasio. Luego volví a correr y en muy poco tiempo, en meses, volví al nivel que lo había dejado.

Fue entonces cuando me di cuenta que había mucho margen de mejora y que quería ver si era capaz de llegar a un nivel que me permitiera ganar alguna carrera popular y estar entre los mejores guipuzcoanos en la Behobia-SS.

Lo único que tenía que hacer era entrenar más y mejor.

¿Lo hice? ¿Me puse a ello y lo conseguí?

¿Fue todo fácil a partir de ahora?

Con este relato se cierra mi primera etapa como atleta popular y se abre el camino de los últimos cuatro años, donde he tomado el atletismo con mucha más seriedad y, progresivamente, he ido entrenando y compitiendo a mayor nivel. Muy pronto os contaré cómo ha sido mi segunda etapa como atleta hasta el día de hoy.

Os leo en los comentarios del blog y redes sociales. ¡Hasta la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PROTECCIÓN DE DATOS: De conformidad con las normativas de protección de datos, le facilitamos la siguiente información del tratamiento:

Responsable: Deportes Apalategui SL

Fines del tratamiento: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios

Derechos que le asisten: acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación y oposición. Más información del tratamiento en la Política de privacidad