Tokio 2020: ¿Se suspenden los Juegos Olímpicos?

tokio-2020-suspendido

No es broma. La última información que ha tenido un tío normalito como yo, es que los Juegos Olímpicos de Tokio se van a celebrar el año 2032. Tengamos en cuenta que los de 2024 serán en París y los de 2028 en Los Ángeles. Esto hace que la próxima fecha posible, dentro de una lógica de mantener el ciclo de 4 años, sea el 2032.

La fecha que se propuso a causa de la pandemia fue la de verano del 2021. Pero viendo que la situación, lejos de mejorar, empeora (o por lo menos se iguala a la situación que se vivió el verano Olímpico), no hay otra opción y es muy probable que se vaya a cancelar. La idea que se tenía era que el verano del 2021 sería normal cuando en el 2020 se tomó la decisión de retrasar el acontecimiento deportivo más importante.

Historia de los Juegos Olímpicos

Vamos con un poco de historia. Los primeros tuvieron lugar en Olimpia (de ahí el nombre) en el año 776 a.C. Este evento se celebró en honor a Zeus, que en la mitología griega es una divinidad que ostenta el título de padre de los dioses, los hombres y mujeres, dios que gobierna el Olimpo y supervisa el universo. También es el dios del cielo y de la energía. 

1179 años duraron los Juegos Olímpicos antiguos hasta el parón que impuso el emperador Teodosio I en el 394 d.C. En el año 1894 (1500 años después del parón) y con la creación del Comité Olímpico Internacional, el francés Pierre de Coubertin bautizó al espíritu olímpico con el lema citius, altius, fortius, que significa “más rápido, más alto y más fuerte”, frase que resume muy bien las cualidades necesarias para ganar en casi cualquier deporte. 

Dos años después de la creación del COI, comienza la nueva era. Este acontecimiento tiene lugar en Atenas, convirtiéndose en sede de los primeros JJ.OO. modernos. A partir de entonces, se traslada de sede cada cuatro años por diferentes lugares del mundo… hasta Tokio.

Los Juegos Olímpicos modernos comenzaron en el año 1896 en Atenas.

Otras suspensiones de los JJ.OO.

Solo en tres ocasiones se han suspendido los JJ. OO. después de 1896, y todas han coincidido con las Guerras Mundiales. Teniendo en cuenta que han existido muchísimos conflictos bélicos desde el nacimiento de los Juegos Olímpicos, es un gran logro contar solo con estas tres suspensiones. En la Antigua Grecia se instauró la que era conocida como tregua olímpica, que la Asamblea General de las Naciones Unidas instó a observar a sus Estados Miembros. Este hecho elevó aún más el significado del logo, con sus anillos de colores enlazados simbolizando los continentes. 

Con la situación actual, y teniendo en cuenta que la guerra ahora es contra algo que no se ve ni se toca, algo que no entiende de fronteras ni tiene piedad, algo tan pequeño y a la vez tan dañino que ni siquiera la tecnología humana puede contrarrestar sin daños colaterales… En mi opinión, ahora sí va a existir un parón para que la situación no empeore.

¿La competición está sobrevalorada?

Más allá de este acontecimiento, me gustaría dar mi opinión respecto a la competición en general y en cuanto a esta en particular. Creo que la competición está sobrevalorada y se le da muy poca importancia al camino para llegar a la meta. Despertarte a las 05:00 a.m. para correr lloviendo y con frío, hacer malabares para poder sacar 30 ́para hacer algo de deporte o intentar comer bien para estar sano y en forma, tiene para mí gran parte del mérito.

Se celebren o no los JJ.OO. de Tokio, lo que queda claro es que a veces la sociedad le da importancia a cosas que quizá no son tan importantes. Si lo miramos con perspectiva y sensatez… ¿a quién le importará dentro de unos años quién ganó en Tokio 2021 o 2032, el 1.500 metros lisos o el maratón?

El deporte y el running en particular nos da alegría, nos genera ilusión y nos hace tener más razones para esforzarnos y ser felices. Mantengamos esto siempre, pase lo que pase, y seguro que llegaremos a lugares maravillosos acompañados de gente maravillosa.

Por eso, sigamos corriendo y haciéndonos felices a nosotros mismos y a los demás. Los Juegos Olímpicos de Tokio se pueden celebrar o no, en el 2021 o en el 2032, pero que a nosotros nos dejen correr algunas carreritas (siempre que no afecte a la salud de la sociedad claro está) para quitarnos el “mono” que venimos arrastrando desde hace unos meses.

Como siempre decimos, somos fuertes, capaces y valientes. Y algo que hemos aprendido en este último año es que esta sociedad es fuerte, capaz y valiente. Seamos NIKE (refiriéndonos a la diosa de la victoria de la mitología griega), seamos VICTORIA. Solo así saldremos de esta y día a día podremos celebrar lo maravilloso que es vivir, y, de paso, CORRER.

Hossain Kaanache Amghiraf (HossKaam)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PROTECCIÓN DE DATOS: De conformidad con las normativas de protección de datos, le facilitamos la siguiente información del tratamiento:

Responsable: Deportes Apalategui SL

Fines del tratamiento: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios

Derechos que le asisten: acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación y oposición. Más información del tratamiento en la Política de privacidad